dom. Ago 25th, 2019

Maite Lanata y un discurso a favor de la identidad de género.

Comparte

La joven actriz se impuso como mejor actriz de reparto por su interpretación de Juan, un chico trans que atraviesa su proceso de transformaciónComentar(3)Me gustaCompartir10 de junio de 2019  • 01:31

Gracias a su personaje de Juan, un chico trans en la exitosa tira de Telefe 100 días para enamorarseMaite Lanata ganó anoche el Martín Fierro a mejor actriz de reparto, la primera estatuilla dorada que recibe la joven intérprete.

Emocionada y nerviosa por la obtención del galardón, la actriz optó por leer unas palabras que había escrito de antemano para agradecer el premio, en las que reivindicó la identidad de género y el cumplimiento de la Educación Sexual Integral (ESI).ADEMÁS

«Escribí unas palabras porque sabía que iba a estar muy nerviosa. Me está temblando todo», aclaró antes de agradecer a Aptra, a su compañera en la novela Jorgelina Aruzzi y a su mamá.

A continuación, leyó: «Cuando acepté interpretar a Juan sabía que me iba a encontrar con un desafío, pero creía que iba a ser solo a nivel actoral, ignorando mi deconstrucción personal y la llegada social que podía tener», señaló.▶

Lanata agradeció a Underground, a Telefe, «a los actores, a los directores y a toda la gente que, dentro del equipo de 100 días para enamorarse, se tomó este tema desde una perspectiva diferente, informándose e informándonos».

En este sentido, resaltó que el trabajo en equipo no se podría haber logrado sin la colaboración de la Asociación Familias Diversas. «Esa decisión colectiva hizo posible que promoviéramos los derechos de las personas trans y de la ley de identidad de género, con una audiencia que demostraba cada vez más su amor por Juan, por ese pibe trans empoderado que no quiere quedarse afuera de la sociedad, que sabe que tiene derecho a estudiar sin discriminación, a vivir libremente sus decisiones sobre su cuerpo y su desarrollo personal. Y que lo que está mal es que lo discriminen», continuó.

La joven actriz contó que el personaje la acercó a una realidad que era desconocida para muchas personas. «Comenzaron a llegar mensajes como: ‘Antes mi mamá no podía nombrarme con mi identidad autopercibida y cuando comenzó a mirar la novela, lo hizo’. Otros mensajes agradecían la explicación de qué era el género, ya que no tenían charlas de educación sexual en los colegios. Supimos que esos fragmentos de la novela fueron vistos en muchas escuelas y la construcción del personaje de Juan abrió muchas puertas».

Para rematar, la actriz lanzó un mensaje a modo de petición: «Si les cuento todo esto es para que todas las personas involucradas en un proyecto audiovisual seamos conscientes de que cada vez que interpretamos un papel, que escribimos un guión, que dirigimos, que producimos, que editamos, cada vez que intervenimos en un proyecto de cine, de teatro o de televisión, estamos dejando un mensaje, y nuestro aporte es decisivo por el impacto y la masividad de nuestros mensajes», subrayó.

Antes de despedirse, Lanata agregó: «No tenemos que estar ajenos a la realidad actual, la información que brindamos desde 100 días para enamorarse y la devolución de los espectadores demostraron que el Estado no puede seguir mirando hacia un costado frente a la falta de implementación de la ESI, un derecho humano fundamental».


Comparte